La nube y el software como servicio

Enable Global

Enable Global

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La demanda de tecnología en la nube ha ido creciendo significativamente en los últimos años por sus propias ventajas competitivas, como son el ahorro de costos, la disponibilidad de la información y la actualización automática de los sistemas. Y lo ha hecho mucho más en el contexto actual de pandemia y nueva normalidad.

La nube proporciona la infraestructura necesaria para los modelos de software-as-a-service (SaaS) o “software como servicio”, soluciones integrales a las que se accede mediante una modalidad de pago por uso.

¿Cómo funciona la tecnología SaaS?

El proveedor del software mantiene toda la infraestructura, el hardware, la información y las aplicaciones en su centro de datos. Y la empresa puede contratar el tipo de servicio que necesite en cada momento, puesto se trata de un sistema escalable que se adapta al crecimiento del negocio. 

El acceso a través de un navegador web garantiza que todos los usuarios autorizados puedan utilizar el sistema desde cualquier lugar y mediante cualquier dispositivo, sin necesidad de que sean compatibles con el software, como ocurriría en el caso de aplicaciones on-premise. El proveedor garantiza la disponibilidad, la seguridad y la encriptación de los datos. 

¿Cuáles son sus ventajas y utilidades?

Utilizar software como servicio es mucho menos costoso, porque evita realizar importantes inversiones en licencias, instalaciones y mantenimiento. Y toma mucho menos tiempo que una implementación on-premise. Sin embargo, sus beneficios van más allá:

  • La inversión en hardware se ve reducida porque el proveedor es quien dispone de los equipos necesarios para procesar toda la información. Adicionalmente, el consumo de energía es mucho menor.
  • Se prescinde de la adquisición de licencias de software para cada usuario, así como de realizar instalaciones individuales en los equipos de los empleados. 
  • Las aplicaciones están siempre actualizadas, de forma automática y sin necesidad de interrumpir el trabajo.
  • El software como servicio funciona a través de un sistema de pago por suscripción. No hay costos iniciales y se paga solo por lo que se usa.
  • Es una tecnología escalable. La memoria, las aplicaciones y los servicios adicionales se pueden ampliar o reducir a medida que resulte necesario. 
  • La compatibilidad es total con todos los dispositivos conectados a Internet. Esto facilita la movilidad y el trabajo colaborativo o remoto. 
  • Se puede tener acceso a aplicaciones que, de otra forma, no estarían al alcance de muchas empresas, como ERP y CRM, entre otras.
  • Los datos no se almacenan físicamente en las instalaciones de la organización, por lo que no se ven afectados ante imprevistos como daños en los equipos o los servidores.
  • El servicio de almacenamiento en la nube realiza copias de seguridad automáticas con cifrado seguro para proteger la información ante cualquier intrusión.
  • No es necesario contar con personal especializado para el mantenimiento y la seguridad de las aplicaciones. 

El modelo SaaS, basado en la nube, es el futuro del software y hace más eficiente la gestión empresarial. Con una solución de este tipo, su empresa dispondrá de la tecnología más avanzada y sus sistemas estarán siempre al día.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en redes sociales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Artículos recientes

Migrar a la nube ya no es una opción, es una obligación.

Leer Más

La nube y el software como servicio

Leer Más

Enable, certificada como Great Place to Work 2021

Leer Más

Kick Off Grupo Globe

Leer Más

Leer Más

Enable: Un gran aliado tecnológico que sigue en expansión

Leer Más